como una japa mala mejorara tu meditación

Cómo una Japa Mala mejorará tu práctica de meditación

La meditación en sí es una técnica muy demandada por la mayoría de las personas para reducir los niveles de estrés del día a día. Lo cierto es que la meditación es una experiencia diferente para cada persona, por tanto, la forma de meditar también varía en cada individuo. Hay múltiples formas de meditar, pero una de las más populares actualmente es la meditación con la Japa Mala.

¿Qué es la Japa Mala?

Japa significa repetición y mala guirnalda, por eso hacer Japa es en sí la forma de llevar la cuenta del número de repeticiones de un mantra. Básicamente, son esos collares que llevan algunos profesores de yoga o meditación y están hechos con cuentas esféricas del mismo tamaño hechas de madera, semillas sagradas o piedras naturales.

Los “malas” son “rosarios de oración compuestos de 108 piedras que representan las 108 pruebas que tuvo que superar Buda o los 108 nombres que este utiliza”, según cuenta Geoffrey Mille, fundador de Karma Yoga Shop. Por tanto, “Mala” hace referencia a una especie de guirnalda de meditación y cada perla corresponde a una repetición de un mantra. Para entenderlo, el fundador Mille ejemplifica que esas 108 repeticiones del mantra Om Mani Padme Hum equivalen a un ciclo de una veintena de minutos, lo que se traduce en una meditación libre porque no tienes que estar pendiente del reloj ni los tiempos.

La Japa Mala es ese rosario que se emplea en meditación para repetir mantras, es decir, esas frases o palabras que producen una vibración y que al repetirlos calman la mente y llevan al individuo a un estado de conciencia superior.

Utilizar una Japa Mala en tu práctica te ayudará a llevar más allá la meditación, alcanzar una conexión más espiritual contigo mismo y a controlar las repeticiones completas de cada mantra. La principal ventaja es que estos collares tienen una piedra más grande que te indica que has terminado una vuelta.

¿Cómo utilizar una Japa Mala?

Como en cualquier tipo de técnica de meditación es imprescindible estar relajado y concentrado. Una vez alcanzamos este punto de tranquilidad y equilibrio se sujeta con la mano derecha; según los expertos, aunque también puede cogerse con la izquierda, y se usa el pulgar y el dedo medio para ir pasándolas y contar las piedras. El dedo índice no toca nunca las cuentas, ya que se considera que es el dedo del ego.

Merece especial atención saber que la piedra mayor, llamada gurú, no se cuenta, ya que sirve de punto de partida y de llegada. Y el ciclo se concluye cuando están completadas las 108 oraciones.

Al utilizar una Japa Mala en la meditación es más sencillo y más rápido poder alcanzar un estado meditativo más profundo. La postura idónea es piernas cruzadas, espalda recta y manos relajadas sobre las piernas. En función del nivel de cada persona en meditación, la postura puede variar y ser más compleja.

La clave de la meditación con la Japa Mala está en la recitación de un mantra, que puede ser una simple idea, cada vez que pasamos una cuenta. La combinación de la postura, los ojos cerrados, la repetición y el tacto con la Japa Mala es la que lo que hace que podamos centrar nuestra mente para conseguir el estado de concentración y paz mental que estamos buscando.

Principales ventajas de meditar con la Japa Mala

Una de las principales diferencias de este tipo de meditación es que aprovecha todo el potencial de una imagen fija en la mente para concentrarse, dejar a un lado cualquier tipo de distracción ajena y lograr la meditación exitosa. En otras palabras, apagar el mundo exterior para centrarnos en nuestro mundo interior y dejar que la mente se transporte sin ningún tipo de esfuerzo.

La tradición hindú considera que usar la Japa Mala de manera recurrente en tus meditaciones te protege de energías de bajas vibraciones no deseadas, por ello se recalca que la Japa Mala debe de ser de uso personal y exclusivo. A medida que meditas con una Japa Mala, esta se va cargando con tu energía y frecuencia propia. Por tanto, dejarla a otra persona hace que la Japa Mala pierda esa característica suya que la hace tan esencial y única.

La Japa Mala te ayuda a dejar fluir tus pensamientos ya sea de manera estática o en movimiento.

Respira, Enfoca, Medita… Sé
Hasta la próxima…
Namaste!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *