rendimiento laboral

Cómo meditar te ayuda a tener mejor rendimiento laboral

Investigaciones recientes han demostrado cómo la meditación sin duda mejora el bienestar de los trabajadores. Gracias a esto, se ha logrado aumentar el rendimiento laboral de los empleados. Es por ello por lo que te explicamos todo lo que debes saber sobre esta práctica saludable.

La relación entre la meditación y el rendimiento laboral

¿Sabías que el estrés es la principal causa de enfermedades laborales? Está comprobado que no tratarlo a tiempo puede llevar a un estrés crónico y enfermedades aún peores. Así mismo, esto afecta la productividad y la toma de decisiones causando que aumenten los errores y accidentes.

Meditar es una manera de transformar la mente, por medio de ella se desarrolla concentración y se obtienen resultados maravillosos como claridad en la realidad de cualquier asunto, mayor aprendizaje y confianza en lo que se va a realizar, además de reducir el estrés y la ansiedad.

Es por ello por lo que actualmente muchas empresas consideran la meditación un factor clave para sus trabajadores. Esta fortalece la calidad laboral para así ofrecer un mejor servicio a los clientes. Al mismo tiempo, también se ocupa del bienestar mental y emocional de los empleados.

Beneficios de la meditación para el rendimiento laboral

La meditación te relaja, reduce el estrés, la ansiedad y sin duda alguna aumenta la concentración y el funcionamiento de las tareas que nos indica realizar nuestro cerebro. Está más que comprobado que estar en un ambiente tranquilo y meditar te dará mejores resultados en muchos ámbitos.

En general, estos son los principales beneficios que tiene la meditación para el rendimiento laboral:

  • Reponerse mentalmente.
  • Aumenta la felicidad.
  • Desarrolla la empatía.
  • Mejora la memoria.
  • Retrasa el envejecimiento.
  • Ayuda a la concentración y capacidad de planificación.

Cómo ayuda la meditación en el área laboral

El empleado que medita se considera que está mucho más enfocado en el trabajo, esto a su vez le permite sentirse más contento y cómodo con la labor que está realizando. De esta forma se logran mejores gestiones dentro de la empresa y un desempeño laboral impecable. Además de buenas relaciones entre compañeros.

A continuación, te haremos una breve mención de los beneficios más comunes en el área laboral:

  • Productividad: una mente enfocada logra realizar las tareas en el menor tiempo posible y sobre todo ayuda a centrarse en que estas queden bien hechas.
  • Decisiones: los cargos directivos suelen generar mucho estrés por la gran responsabilidad que estos tienen. Tener una mente serena permite tomar las mejores decisiones al momento de dar un paso importante.
  • Confianza y seguridad: meditar no solo ayuda a mantener la mente enfocada, también contribuye a reconocer con mayor facilidad las cualidades y virtudes que personalmente se poseen. De esta forma se tiene más confianza en lo que se hace y se busca cada día mejorar las habilidades.
  • Creatividad: debido a la calma y la tranquilidad que se alcanza bajo la meditación, se pueden desarrollar nuevas ideas que probablemente antes era complicado imaginar.
  • Relaciones interpersonales: la meditación ayuda a un estado de bienestar que contribuye a tener una postura de comprensión y empatía. Gracias a ello las relaciones entre los empleados y los clientes son mejores.

¿Cómo puedes meditar en el trabajo?

El cerebro puede entrenarse para que sea mucho más eficaz y proactivo, pero para ello debes proponerte practicar los siguientes ejercicios diarios.

  • Observación: intenta estar consciente de lo que observas a diario para así tener plena atención. Además, esto te aportará esa sensación de estar despierto en sentido laboral y poder realizar más de una tarea a la vez, así como de concentrarte en todas estas.
  • Atención plena: enfoca por tan solo un minuto toda tu atención en el objetivo a realizar. Durante la concentración inhala por la nariz y exhala por la boca, mientras haces esto podrás notar como tu mente se prepara para realizar dicha actividad. Así conseguirás tener la claridad que buscas cuando, por ejemplo, te toca tomar alguna decisión importante.
  • Pensamiento: si eres una de esas personas que lleva un ritmo de vida apresurado y todo lo deseas hacer rápido, quizás la idea de no estar activo te produce mucho más estrés. Esto solo indica que debes aprender a controlar tus pensamientos y con ello lograrás tener bajo control la ansiedad. De esta forma las decisiones que tomes serán mucho más acertadas.

Hasta la próxima!

Respira, Enfoca, Medita… Sé.
Hasta la próxima…
Namaste!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *